INICIAR SESIÓN
Menu
Solicita una Llamada
INICIAR SESIÓN

[Análisis] ¿Quién dirige la conversación online sobre los NFTs?

Jay Owens
May 12, 2021 1:05:32 PM

Desde su aparición hace solo tres meses en febrero de 2021, los NFTs (non-fungible tokens o certificados de propiedad para activos virtuales o físicos basados en blockchain) han despegado de una manera que no hemos visto desde... bueno, desde el boom de las criptomonedas en 2017.

Audiense blog - NFTs

El 10 de marzo, un artista digital llamado Beeple vendió un NFT por 69 millones de dólares, convirtiéndose en el tercer artista vivo más valioso, por detrás de Jeff Koons y David Hockney. La obra, "Everydays: The First 5,000 Days", es una colección de dibujos toscos, satíricos e ilustraciones de estilo de ciencia ficción de un artista que hasta finales del año pasado no había vendido una obra por más de 100 dólares. Fue comprado por el estudio de producción NFT de Singapur y el fondo criptográfico Metapurse, con afirmaciones como “algún día va a ser una pieza de mil millones de dólares” o “esto tiene el potencial de ser la obra de arte de esta generación”. Aunque el propio artista a menudo se refiere a sus ilustraciones como "basura".

La respuesta fue muy polarizada. Los inversores de capital riesgo y los especialistas en marketing digital elogiaron los NFTs como parte de un cambio hacia una "economía creadora" de personas influyentes, substacks y autoproducción. Los escépticos tecnológicos señalan que las ventas de NFT no intercambian la propiedad del activo en sí, solo un vínculo hacia él, y por lo tanto son carne de cañón para el fraude y el bitrot. La gente se preguntaba si la exorbitante huella ecológica de las tecnologías basadas en blockchain es realmente lo que queremos que sea el futuro de la producción creativa. ¿Se trata de arte o es solo una burbuja de activos: miles de cripto-ricos con una fortuna digital insondable que buscan algo, cualquier cosa, en qué gastarla? Los NFTs no han sido la única burbuja de activos extraña durante la crisis del coronavirus, ya que, el aburrimiento, los confinamientos domiciliarios y pasar demasiado tiempo online han llevado a una generación a inflar las acciones penny stock e intercambiar frenéticamente cartas Pokémon.

Anil Dash, quien creó uno de los primeros non-fungible tokens, escribió: “NFTs Weren't Supposed To End Like This”, pero, por supuesto, estuvieron fuera de su control.

"Entonces, ¿quién está ganando la batalla para definir qué significan los NFTs?"

Estuve hablando con el equipo de Audiense sobre esta cuestión. Tantas narrativas enfrentadas circulando, pero ¿cómo se ve esto cuantitativamente? ¿Qué comunidades han participado en la conversación sobre los NFTs?

Usamos Meltwater para recopilar conversaciones de Twitter en inglés durante dos períodos de tiempo:

  • Early adopters: 1 de enero de 2021 a 28 de febrero de 2021
  • Early mainstream: 1 de marzo de 2021 a 1 de april de 2021

Luego utilizamos Audiense para visualizar las comunidades presentes mediante el análisis de redes sociales y para profundizar en sus características. Esto es lo que encontramos.

Early Adopters

Audiense blog - NFTs comunidad de early adopters

Algunos puntos a tener en cuenta:

  1. Los primeros creativos involucrados son artistas visuales (23% del total). Se trata de un grupo distintivamente digital: una comunidad que se autodenomina como "artistas criptográficos", de entre 25 y 34 años, que han estado involucrados en criptografía durante algún tiempo, además de grupos de artistas de videojuegos, diseñadores gráficos y personas que trabajan profesionalmente en diseño e ilustración.
  2. Los creativos no son una audiencia de "arte contemporáneo", con exposiciones en galerías importantes y críticas publicadas en Frieze o Artforum, etc. En cambio, su trabajo tiene una estética distintivamente digital influenciada por videojuegos y películas de ciencia ficción: entornos iluminados con neón, gradientes suaves y curvas neumáticas.
  3. Los inversores están en la conversación desde el principio (17% de la audiencia) con dos segmentos de emprendedores y desarrolladores de criptomonedas (uno más centrado en bitcoins que el otro). El capital para que la burbuja se infle está ahí desde el principio.
  4. También hay una proporción sustancial de cazadores de regalos (27% de la audiencia) que buscan "airdrops" (obsequios de criptomonedas). Estas audiencias usan el hashtag #NFT pero no parecen participar activamente en la elaboración o discusión sobre los non-fungible tokens: en cambio, es una audiencia de países en desarrollo (Nigeria, Indonesia, Filipinas) que busca beneficiarse de una burbuja de riqueza.
  5. En general, la audiencia es muy joven (47% o casi la mitad tiene menos de 25 años) y muy masculina (el 77%).

Early Mainstream (110.489 miembros)

Audiense blog - NFTs Early Mainstream

A finales de marzo, la audiencia cambió significativamente.

Han llegado nuevas comunidades:

  1. En marzo, músicos y fans de la música comienzan a hablar de los NFTs, y de la entrada de algunos grandes nombres en este espacio (Calvin Harris lanza una colección de NFTs; Kings Of Leon genera 2 millones de dólares en ventas de NFTs para su nuevo álbum).
  2. Los aficionados al deporte también se unen a la conversación. Los “coleccionables deportivos” han sido otro sector en auge con la pandemia, ya que las cartas coleccionables se vendieron por cifras récord de 5,2 millones y 4,6 millones de dólares, y los vídeos destacados de NFTs generaron más de 150 millones de dólares en ventas solo en febrero.
  3. El arte contemporáneo se unen a la conversación sobre los NFTs y es ahora visible como una comunidad, como una audiencia de arte más "tradicional" que sigue instituciones como el MoMA, la Tate, el Guggenheim y medios de arte como Artnet, Creative Review y Artforum. El 28 de marzo, GQ publica un artículo sobre cómo los “NFTs llegaron para quedarse y el mundo del arte tiene que ponerse al día rápidamente".

Los cazadores internacionales de obsequios ahora han salido de la conversación sobre los NFTs, quizás por no haber resultado una fuente eficiente de ingresos. La comunidad tecnológica nigeriana presente en esta audiencia es profesional, está compuesta por personas con puestos vinculados al software, emprendimiento y marketing similares al segmento "Tech Biz & Marketing" centrado en Estados Unidos.

¿Pero cuál es la historia?

Lo que realmente me sorprende de la conversación sobre los non-fungible tokens es que sustancialmente está siendo dirigida por "creativos independientes". Ilustradores y artistas, escritores autopublicados, animadores y artistas de videojuegos. Su presencia en la conversación indica que les emociona esta posibilidad de finalmente poder ganar dinero real con su trabajo creativo. Pero, ¿de verdad está ocurriendo eso?

Como señaló Kimberley Parker en Medium el 19 de abril, es crucial no distraerse con los grandes números de Beeple mencionados al principio: "La mayoría de los artistas no están ganando dinero con los NFTs". Al notar la falta de datos robustos sobre las transacciones de los principales mercados de NFTs, extrajo datos de OpenSea (el mayor mercado de NFT) para averiguar qué estaba pasando realmente. “La mayoría de los sitios de NFTs te recomendarán que establezcas tu precio de venta en 0,5 ETH”, informa, “cuyo valor era de aproximadamente 894 dólares el 19 de marzo. La cantidad de ventas primarias que terminaron ejecutándose por el precio recomendado fue del 1,8%".

En cambio, un tercio de los NFTs se venden por 100 dólares o menos, y el 76% se vende por menos de 500 dólares. Con las tarifas de transacción llegando fácilmente a la marca de cien dólares, el margen de ganancia es pequeño. Su análisis también revela que la perspectiva de hacer que el arte sea "coleccionable" también se vende en exceso: la gran mayoría de las transacciones son primeras compras.

Para Parker, esto es político: “Estos números no muestran la democratización de la riqueza gracias a una revolución tecnológica. Muestran un número sumamente minúsculo de artistas que obtienen una gran cantidad de dinero con un pequeño número de ventas, mientras que a la mayoría de los artistas se les vende un sueño de ganancias inmensas que es horriblemente exagerado. Ocultar esta información es manipulador, depredador y dañino, y estos sitios de NFTs tienen la responsabilidad de mostrar toda esta información de forma transparente. Ni uno solo lo ha hecho".

En la fiebre del oro, la gran mayoría de los mineros nunca se hicieron ricos. El dinero estaba en venderles palas.

Pero, por supuesto, depende de lo que signifique "éxito" para estas comunidades de fans de la ilustración y el arte. Si se sienten atraídos por la esperanza de lograr ganancias similares a las de Beeple, es casi seguro que resultará en una gran decepción. Pero puede que ese no sea el caso. Las comunidades fan art han funcionado durante mucho tiempo como grupos activos y muy unidos en Twitter, facilitado en parte por el enfoque más tolerante de la plataforma hacia el contenido NSFW. Ya tenían una microeconomía basada en comisiones y propinas: los artistas te dibujan un ícono de usuario personalizado o una ilustración de tu personaje favorito de TV o anime. Los precios suelen ser asequibles, por debajo de los 200 dólares

¿Esta actividad acaba de moverse online? ¿El volumen en el espacio NFT no proviene del arte contemporáneo transformador, sino de imágenes sexys de chicas anime y furries? Nuestro análisis de audiencia sugiere que esto es probable.

La entrada de nuevas criptomonedas en el arte digital puede que entonces no transforme el mundo del arte de la manera que espera la gente. Obviamente, es innegable que está impactando en el mundo de las bellas artes, en particular en galerías como Christies, que necesitan adaptarse rápidamente para vender esta nueva clase de activos. La inversión y la especulación han sido durante mucho tiempo fuerzas impulsoras en el mercado de las bellas artes, por supuesto.

Pero también parece probable que se esté generando un gran volumen en un mercado de arte digital paralelo pero bastante separado: el de los creadores individuales que hacen ilustraciones digitales de personajes y obras adyacentes de fan art. Al igual que en Substack, muy pocos creadores pueden ganarse la vida con ello, y solo unos pocos se hacen ricos. Pero es probable que miles ganen unos cientos de dólares al mes. ¿Se trata de una actividad secundaria monetizada o puede convertirse en una auténtica "economía de creadores" con una clase media digital? Esa es la pregunta abierta.

Pon la segmentación de audiencias y los insights culturales en el centro de tu estrategia - CREA TU CUENTA GRATIS

 

Suscríbete AHORA

Suscríbete AHORA

No Comments Yet

Let us know what you think